Imesa es especialista en colocación de telas o mallas metálicas en edificios singulares, dando una especial distinción a los cerramientos de fachadas, fusionando el carácter práctico de la tela metálica con los nuevos conceptos de Arquitectura actual, consiguiendo de esta forma que el proyecto tenga un impacto visual a la par que minimiza el impacto ambiental de la construcción.
Una de las ventajas de la colocación de estas telas metálicas, es que conseguimos potenciar el ahorro energético reduciendo las temperaturas de los edificios en verano y mejorando también la vida de los usuarios de los edificios.

Ventajas de las telas metálicas de Imesa

  • Ofrecen la mejor protección solar ya que refractan la radiación de los rayos del sol, protegiendo así la estructura de cristal de los edificios y evitando el calentamiento excesivo del interior del edificio, ofreciendo un clima más agradable junto con una visibilidad perfecta.
  • Se dota al edificio de un aislamiento acústico perfecto, ya que el acero y el diseño de las telas permiten la absorción del sonido haciendo mucho más confortable en interior.
  • Impactante aspecto visual, gracias a los distintos reflejos de las luces del acero. Las fachadas revestidas con telas metálicas están dotadas de un alto atractivo estético, resaltando el edifico allá donde se encuentre.
  • No precisan de ningún mantenimiento, ya que son inalterables a las inclemencias del tiempo.